Judía de Castellfollit del Boix: variedad autóctona que representa toda la riqueza del lugar

Breve descripción: la judía de Castellfollit del Boix tiene unas cualidades propias que la definen y diferencian de otras judías. Tiene una textura fina, no es harinosa ni pastosa, tampoco es pelluda, sino que su piel es fina y brillante.

Variedad: los agricultores de Castellfollit del Boix han sembrado estas judías año tras año en una zona de montaña, en unos terrenos limosos y ricos en cal. Con el tiempo, esta legumbre se ha adaptado a las características del suelo y el microclima de Castellfollit del Boix, hasta el punto que se hace difícil su producción fuera del municipio. El Instituto de Investigación y Tecnología Agraria (IRTA) ha estudiado las características morfológicas y tecnológicas de esta judía y ha concluido que se trata de una semilla y una planta de caracteres propios de la que no se puede determinar ni su origen ni la variedad. Es, pues, la Judía de Castellfollit del Boix.