Vinos catalanes con identidad propia y de edición limitada

“Nada más intenso que el terror de perder la identidad”. —Alejandro Pizarnik.

Solo llegar ya puedes observar que la finca del Mas Pubill se encuentra en un espacio privilegiado, rodeado de naturaleza autóctona de la Cataluña Central, hundida en el valle de Grevalosa y con el río danzando al lado. Es una finca con identidad propia; la historia que arrastra es verdaderamente fascinante y con una larga tradición vitivinícola. 

Cada piedra del Mas señala pequeñas historias de quince generaciones que han luchado por preservar la finca, y que lo han conseguido; solo viendo la casa a día de hoy observamos todos estos detalles, que denotan el proceso de restauración y el respeto que hay detrás por el entorno, la historia y la tradición.

Efectivamente, es como “si las piedras tuvieran voz”. Y el vino que se hace, no es tan diferente; cada grano de uva es un trozo de historia con mucha personalidad y juntos crean unos vinos muy especiales, que en beberlos sabes que son diferentes; en definitiva, unos vinos catalanes muy vinculados al territorio. 

vins edicio limitada

Vinos catalanes de edición limitada

Actualmente Entrebosc cuenta con cuatro vinos “Pla de Bages” diferentes, cada uno de ellos con un carácter muy peculiar, pero todos elaborados bajo la misma filosofía: todos expresan el terroir que sustenta cada variedad.

Les podríamos preguntar “¿por qué hacéis vinos de edición limitada?”, y responderían ¿“por qué no”?

Su filosofía de elaboración es clara; se basan en el respeto. Respeto por la tierra, por la viña y por toda la historia que arrastran, ya que entienden la responsabilidad que conlleva hacerlos; entre todos los ingredientes que contiene el vino, tal vez el más importante es el de la paciencia. Prefieren calidad antes que cantidad, la imagen, los detalles grandes y pequeños … Cada vino tiene un carácter diferente, al igual que la gente que los trabaja. 

No encontrarás una etiqueta similar a la de Entrebosc en el mercado, cuidan el producto al máximo y se atreven a innovar. Los vinos edición limitada Entrebosc señalan una manera de hacer muy suya, que les ayuda a marcar la diferencia, elaborando vinos catalanes que se alejan de las grandes bodegas con producciones industriales. 

La personalidad del vino Entrebosc transmite una fuerte identidad catalana, así como un profundo respeto y orgullo por la tierra; son vinos hechos a fuego lento, sin prisa.

Los nuevos vinos catalanes de Entrebosc

Los siguientes vinos catalanes son novedad. Dos vinos monovarietales con DO Pla de Bages, de la variedad de uva Picapoll Blanco y Cabernet Franc. El concepto de esta nueva línea de vinos va muy vinculada a la historia y a la tradición, siendo un claro homenaje a las diferentes cepas que había dentro del Mas Pubill.

Empezamos con el “Mas d’en Boix” blanco. Un vino blanco brisado y estructurado. Es un vino que se hace poco en el Bages, y su color anaranjado ya despierta curiosidad, ¿qué lo hace diferente?, la maceración antes de la fermentación, ya es peculiar, se hace durante dos semanas con las pieles para poder extraer todos los aromas y las notas características que le dan ese color. Un vino blanco Picapoll con una acidez al fin de boca, hace que sea un vino versátil para comer con dulce y pescado marinado como la anchoa, la sardina, la mojama, y ​​otros alimentos.

Por otro lado, el vino tinto de Cabernet Franc, Mas Pubill, denota equilibrio. Cosechado en el momento óptimo, cuando se expresa la fruta negra. La fermentación delicada y la extracción cuidadosa del tanino hacen que exprese la parte más fresca y golosa del Cabernet Franc.

Destaca la parte especiada de la variedad Cabernet Franc y promueve un maridaje de tapas variadas, donde pueda haber un poco de picante, escalivada, pimientos verdes o rojos, ensalada con salsa de frambuesas, musaka, pimientos de piquillo …

Ahora bien, es su identidad la que enamora. Las uvas provienen de viñedos plantados a 650 metros de altura, donde el clima continental con contraste térmica día / noche promueve la síntesis de los aromas de los vinos. El importante trabajo de Enric en la viña durante todo el año consiguiendo un bajo rendimiento, hace que se extraiga una uva excepcional, ofreciendo el mejor producto posible. Y es que Enric Forn, el joven emprendedor que lleva los viñedos suele decir: “Dedicamos muchos recursos a la viña para sacar la mejor calidad, es por eso que de la vendimia de cada año elaboramos nuestros vinos, todos de edición limitada”.

Una forma muy particular, única y apasionada de hacer vinos catalanes

En definitiva, en la finca Entrebosc optan por hacerlo diferente y atreverse. Cuidando todos los detalles, con unas profundas raíces catalanas, como sus tapones de corcho de encinas de Girona. 

Un vino de Cataluña que sabe de dónde viene y qué historia arrastra, ya que confluye la vanguardia de la elaboración meticulosa tal como siempre se había hecho en el Mas, con las nuevas técnicas modernistas y rompedoras, apostando por el futuro. 

Un vino con identidad propia. Por qué al final, ¿qué mejor manera de cuidar tu identidad que elaborando vinos del Pla del Bages de calidad en el Mas Pubill?